iglasia3Es un reto hacer una interpretación total del conjunto de performances reunido en la “Fiesta de Luces y Música” de Santiago Zapotitlán. La riqueza cultural de este pueblo es vasta. Prueba de esto es la influencia ejercida en las fiestas de otras comunidades aledañas.

Texto y fotos: Gilbert Gil

mascarazteca

En este pueblo se logra, por medio de la celebración, el equilibrio entre lo urbano y lo rural. A diferencia de otras comunidades, con más influencia de uno u otro ambiente, en Santiago Zapotitlán se logra que la riqueza cultural y la aceptación de la gente por las fiestas, vaya más allá.

niño

Para explicar este fenómeno, debemos considerar, primero, la relación de dualidad que ha prevalecido históricamente en las civilizaciones mesoamericanas y que en el pueblo se evidencia totalmente: dos barrios, dos fiestas, dos percepciones de la realidad, dos modos de vida, una oscilación constante entre lo urbano y lo rural, entre lo sagrado y lo profano.

fuegonuevo

En segundo lugar, debemos tomar en cuenta las circunstancias que enfrentan, actualmente, los pueblos originarios de la Cuenca de México, sometidos a la poderosa fuerza de atracción y destrucción que significa la mancha urbana.

equipo fucho

La inercia del crecimiento sin planificación que tiene la ciudad, las presiones de la especulación inmobiliaria y la transformación de los antiguos modos de vida, agrícola y lacustre, así como los recursos de la tecnología contemporánea y las posibilidades de desarrollar oficios y profesiones diferentes a las rurales, amenazan la integridad de la mayoría de las comunidades tradicionales que rodean al Distrito Federal.

Tláhuac conjunta un modo de vida urbano y rural, aquí, las tradiciones y las costumbres se confrontan, adaptan y sincretizan con la modernidad, el escepticismo y la apatía. Pese a los cambios generacionales, la “Fiesta de Luces y Música” es un ejercicio de sobrevivencia que, gracias a la experiencia del pueblo en una cosmovisión dual, llevan a cabo en perfecto balance.

Se crea un fenómeno particular: las manifestaciones culturales actuales y las características de expresión que permiten los conglomerados urbanos, además de la visión rural que mantiene el 81.5 por ciento de su territorio en el sector campesino, hacen que las tradiciones pervivan, representando un acontecimiento de gran envergadura, con impacto directo sobre la población joven.

¿Cómo es posible? La fiesta expresa de muchas maneras estas contradicciones. Hay una mirada de la misma comunidad al mundo, lo cual implica una actitud introspectiva frente a la influencia de culturas externas, con un evidente proceso de globalización y asimilación.

Esta asimilación por parte de la juventud de Santiago Zapotitlán es un acto de conciencia y de modernización: paginas de internet, centros culturales, difusión de eventos, participación activa y respeto a las costumbres; los jóvenes obtienen sentido de pertenencia y forjan conceptos que los vinculan al conocimiento de su origen, manteniendo el arraigo a sus tradiciones.

reina 4

Toda esta experiencia, vivida tan intensamente, es para los pueblos originarios un reto de supervivencia y una respuesta a sus necesidades identitarias; es una actualización que manifiesta su vitalidad y las posibilidades de mantenerse unidos por el rescate de su cultura frente al sistema globalizador.

Este “movimiento” les permite acercarse a las raíces de su comunidad y revivir las formas que las contienen. La vastedad cultural de su pasado otorga a los ciudadanos en general, además de la satisfacción interior, espacios de convivencia, de encuentro y reconocimiento.

Anuncios